Privado de libertad de centro penitenciario de Sucre no murió por coronavirus

19/06/2020 El viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, descartó este lunes que un privado de libertad en la cárcel San Roque de Sucre haya fallecido por coronavirus.

El viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, descartó este lunes que un privado de libertad en la cárcel San Roque de Sucre haya fallecido por coronavirus.


La autoridad ministerial dijo a Cadena A que estudios médicos determinaron que el interno perdió la vida a causa de silicosis, más conocido como mal de mina, enfermedad que arrastraba desde hace mucho tiempo.


Indicó que luego de conocerse el caso, se activó protocolos de bioseguridad en ese recinto, con la finalidad de prevenir posibles contagios.


“En las cárceles fallecen personas mucho antes de la pandemia, se está evaluando si estos fallecimientos son a raíz del Covid 19. El privado de libertad ya presentaba varias dolencias, es por eso que se tiene que hacer una investigación respecto al fallecimiento de las personas”, indicó.


Issa Reynolds expresó su preocupación –sin embargo- por los casos de coronavirus que se detectaron en recintos penitenciarios del país.


Dijo que en la cárcel de Quillacollo hay tres sospechosos, cárcel de San Sebastián (Cochabamba) uno, Abra 29 (Cochabamba), en Santa Cruz bajó a 59 y Mocoví (Trinidad) 32.


“Se están tomando todos los recaudos necesarios y las medidas de bioseguridad para aislar a las personas -en primera instancia- dentro de los penales. Se está viendo la posibilidad de llevarlos a lugares independientes para que mantengan la cuarentena”, afirmó.


El titular de Régimen Interior indicó a Bolivisión también que los policías que brindan seguridad en dependencias para privados de libertad cuenta con equipos y materiales de protección.


“Ahora otra cosa es que los usen. Hay muchos policías que se les otorga los implementos y no los usan, ha pasado esto en Mocoví, ha pasado esto en Sucre que se les ha otorgado todos los medios para que ellos puedan trabajar y ellos no utilizan”, lamentó.


Recordó que la temática carcelaria es compleja, por el abandono que se sufrió el sistema de régimen penitenciario durante 14 años.


“Es muy difícil e control del coronavirus al interior de un lugar hacinado, se lo está haciendo y están haciendo protocolos de seguridad diseñados especialmente para este tipo de lugares. Por eso en Santa Cruz, que fue el primer contacto que tuvimos por el coronavirus al interior de las cárceles, se está bajando el nivel de contagios”, agregó.