Feminicida se quita la vida con un disparo en el cuello

10/09/2019 - 18:30 El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), coronel Miguel Mercado, confirmó este martes el suicidio de una persona de 47 años, luego de matar a su pareja de 45, en la localidad de San Fermín, a 300 kilómetros de San Matías.

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), coronel Miguel Mercado, confirmó este martes el suicidio de una persona de 47 años, luego de matar a su pareja de 45, en la localidad de San Fermín, a 300 kilómetros de San Matías.


Indicó que el feminicida utilizó un arma de fuego para cometer el delito y posteriormente quitarse la vida.


El agresor habría discutido con su concubina. Ambos dejaron en la orfandad a seis hijos, entre ellos un menor de 15 años.


“Se registró una situación muy peculiar respecto al hecho. Hace cuatro años, el agresor habría sido intervenido quirúrgicamente y un estado de salud gravemente deteriorado. Por este motivo, tomó la fatal decisión de dar fin con la vida de su concubina y para luego quitarse la vida”, afirmó.


Fuentes policiales indicaron que el asesino, más antes, habría intentado quitar la vida a uno de sus hijos, sin conseguir su objetivo.


Mercado indicó que familiares y pobladores del lugar se habrían opuesto al traslado de cadáveres a la ciudad de Santa Cruz, para realizar la respectiva autopsia de ley.

“La distancia es muy larga y el camino es dificultoso, como inaccesible. (Los pobladores) están también con el tema de los incendios, por tal motivo es que la policía solamente logró secuestrar el arma y procedieron a dejar los cuerpos en el lugar”, agregó.


La autoridad aclaró que ni el victimador ni su pareja se encontraban bajo los efectos del alcohol.


“Él utilizó un arma de fuego calibre 9 milímetros y disparó en el pecho con orificio de ingreso y salida a la mujer. Luego, él se habría quitado la vida disparándose a la altura de la garganta y con orificio de salida en el parietal derecho”, afirmó.


El agricultor y su esposa vivían en una comunidad, donde las tradiciones se encuentran arraigadas.


La Policía no encontró carta póstuma alguna y sólo registró testimonios de personas que los conocían.


“Son los pobladores los que denuncian a la policía. El cacique de la comunidad - en el interior del inmueble- dispara a su concubina y luego el sale a quitarse la vida en la calle, disparándose en la garganta”, relató.


La FELCV registró hasta la fecha 90 casos de feminicidios en el país, con mayor incidencia en las ciudades del eje central.