Aprehenden a dos personas por el caso de la bebé Samanta, vivienda de raptora fue precintada

13/10/2020 La Policía Boliviana aprehendió el lunes en la noche a dos personas vinculadas con el rapto de la bebé Samanta, en tanto que la vivienda de la acusada, Silvia Yumo, fue precintada.

La Policía Boliviana aprehendió el lunes en la noche a dos personas vinculadas con el rapto de la bebé Samanta, en tanto que la vivienda de la acusada, Silvia Yumo, fue precintada.


El viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, confirmó en Chimoré la detención de dos familiares de la implicada.


“Se van a realizar los actos investigativos para determinar si tienen responsabilidad o no del secuestro de la menor”, aseveró.


La autoridad afirmó que los involucrados frecuentaban la casa de Yumo y se presume que sabían de la existencia de una bebé en ese domicilio.


El 8 de septiembre, Sayda Huanca Ayala, de 19 años de edad, fue abordada por Silvia Yumo, en la plaza Villarroel de la ciudad de La Paz. La raptora vestía de negro, tenía barbijo, una pañoleta y cargaba una mochila. Por las evidencias, ella se encontraba preparada para cometer el ilícito.


Inicialmente –luego de ganarse su confianza- pidió a la joven madre que le ayude con un trámite bancario y como no pudo, solicitó compra de aspirinas de una farmacia próxima.


La mamá dijo que cuando ingresó a la farmacia, perdió de vista a la raptora con su niña, porque en ese mismo instante aumentó la circulación de personas por el lugar.


“Por las declaraciones previas que realizó la señora Silvia, peritos psicólogos van a evaluarla y determinar sí está en la plenitud del uso de sus facultades mentales”, aseveró el representante del Ministerio de Gobierno.


El director nacional de Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), coronel Iván Rojas, señaló que se intensificó la investigación del caso, en base a declaraciones que formularon personas vinculadas.


“La investigación está aportando elementos importantes en este momento, algunos que no podemos darlos a conocer. Hay dos personas aprehendidas, que tendrían relación con el hecho delictivo”, expresó.


Garantías a la familia


Yandira, la madre de Samanta, confesó que el trauma del robo de su niña le cambió la vida, debido a que ahora es más celosa de su bebé. 


“Ya tengo miedo, ya no confío en nadie, por eso pido garantías”, dijo, además que en ningún momento ahora se aleja de su bebé.


El jefe policial señaló que la institución del orden brindará todas las garantías a la familia de la menor recuperada, tomando en cuenta la situación que vivieron durante más de un mes.


“Nosotros estamos llevando adelante el proceso investigativo. Estamos a la espera de la imputación para que se defina el tipo delictivo, estamos proporcionando elementos a la fiscal para que pueda fundamentar su imputación”, concluyó.